Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es uno de los monumentos de Madrid más emblematicos y fotografiados. Se encuentra en el inicio de la calle Alcalá, en la Plaza de la Independencia. 

La Puerta de Alcalá se inauguró en 1778 de la mano de Francisco Sabatini, arquitecto italiano que trabajó la mayor parte de su vida en España y dejó su sello en lugares tan famosos como los jardines del Palacio Real. La Puerta de Alcalá fue una de las cinco puertas reales de acceso a la villa y ha sido fiel testigo de la historia reciente de Madrid

Anteriormente, existió otra Puerta de Alcalá de ladrillo, pero Carlos III ordenó su derribo y reconstrucción en la Plaza de la Independencia. Se trata del primer arco de triunfo construido en Europa tras la caída del Imperio romano. La Puerta de Alcalá es anterior a monumentos como el Arco de Triunfo de París o la Puerta de Brandemburgo de Berlín

Curiosidades

  • El nombre de la Puerta de Alcalá, al igual que el de la calle con el mismo nombre, vienen por estar situadas en el camino que existía para ir a Alcalá de Henares.
  • La denominación de puerta tampoco es casualidad ya que, en sus orígenes, fue una de las cinco puertas que daban acceso a la Villa de Madrid. En 1889 se convirtió en plaza.
  • Víctor Manuel y Ana Belén la dedicaron una canción en 1986 que se convirtió en todo un himno de la cultura popular. Mírala, mírala, mírala, mírala; la Puerta de Alcalá...

Por su situación, en la esquina noroeste del Parque del Buen Retiro, la visita a la Puerta de Alcalá es una buena oportunidad para adentrarnos en el pulmón de Madrid. 

Transporte

Metro: Retiro, línea 2.
Autobús: líneas 1, 2, 9, 15, 20, 51, 52 y 74.

Lugares próximos

Plaza de Cibeles (375 m) Museo Arqueológico Nacional (401 m) Museo Naval (467 m) Parque del Retiro (613 m) Museo Thyssen-Bornemisza (674 m)