Dónde comer en Madrid

Dónde comer en Madrid

Compuesta por platos consistentes y sabrosos, la gastronomía madrileña es una mezcla de las distintas gastronomías que encontramos a lo largo de la geografía española.

Madrid es una excelente ciudad para ir de tapeo ya que muchos de sus platos típicos se sirven en pequeñas raciones que se pueden degustar a cualquier hora del día.

Para no ser una ciudad costera, Madrid también destaca por su alto consumo de pescado. Un plato muy conocido por todos los habitantes son los calamares. En la Plaza Mayor encontraréis decenas de bares en los que la oferta estrella son los bocadillos de calamares.

Platos típicos

Madrid cuenta con numerosos platos típicos que en ocasiones presentan pequeñas variaciones si los comparamos con los que se sirven en otros lugares. A continuación indicamos algunos de los platos más conocidos:

  • Oreja a la plancha: Oreja de cerdo asada a la plancha que suele llevar ajo y perejil.
  • Gallinejas: Vísceras de cordero fritas.
  • Caracoles a la madrileña: Caracoles en caldo de carne que suelen ser algo picantes.
  • Cocido madrileño: Plato consistente compuesto por sopa, garbanzos y carne.
  • Callos a la madrileña: Tripa de cerdo guisada con chorizo, jamón, tomate y pimentón.
  • Soldaditos de Pavía: Trocitos de bacalao rebozados y fritos que suelen ir acompañados por pimientos rojos.
  • Huevos estrellados: Huevos fritos con patatas y jamón, chorizo o chistorra.
  • Pastas del consejo: Conocidas también como "Pastas del Senado", estas pequeñas pastas de limón fueron elaboradas por primera vez para Alfonso XII.
  • Rosquillas tontas y listas: Rosquillas típicas que se preparan durante el mes de mayo. Las listas llevan una capa de azúcar fondant por encima.
  • Rosquillas de Santa Clara: Rosquillas con sabor a anís recubiertas con un glaseado de azucar.
  • Bartolillo: Dulces fritos rellenos de crema pastelera.
  • Barquillo: Hoja delgada de pasta de harina y azúcar.

Mejores zonas para comer en Madrid

Si hay algo que no falta en Madrid son bares y restaurantes. En prácticamente cualquier zona de la capital encontraréis una variada oferta de hostelería para todos los gustos. Para que os hagáis una idea general, estas son las zonas más famosas donde comer en Madrid:

  • La Latina: es la zona más castiza de Madrid, donde encontraréis desde bares de toda la vida hasta restaurantes novedosos. La zona más famosa para comer en La Latina es la Cava Baja, que ofrece los platos más típicos de la capital a un precio muy económico.
  • Chueca: la variedad es la seña de identidad de los restaurantes de este barrio. En Chueca encontraréis cocinas de todo el mundo, restaurantes veganos, etc. ¡Es la mejor zona para los paladares curiosos!
  • Malasaña: la zona más extravagante y original de todo Madrid es el barrio de Malasaña. La decoración y temática de sus bares y restaurantes roza excéntrico y no deja indiferente a nadie.
  • Chamberí: si buscáis bares y terrazas donde tomar algo, Chamberí es la mejor zona. La calle Ponzano goza de buen ambiente durante prácticamente todo el día.
  • Lavapiés: este barrio es sinónimo de cocina internacional: asiáticos, senegaleses, indios, mexicanos… ¡Hay de todo! Es bastante común que los camareros del restaurante esperen a la puerta del local en busca de comensales.

Si queréis ahorrar

Si preferís ahorrar a la hora de comer, encontraréis gran cantidad de restaurantes a buen precio y locales de tapas en los alrededores de las calles Fuencarral y Gran Vía.