Gran Vía

Fundada entre 1910 y 1929, la Gran Vía es el bulevar más famoso de Madrid. Comunica el barrio Salamanca y el de Argüelles y aglutina tiendas, restaurantes y algunos de los edificios más icónicos de la capital. 

Un poco de historia

La Gran Vía es la calle más conocida de Madrid. Históricamente ha recibido muchos otros nombres, como Avenida de Rusia o Avenida del quince y medio. El más trascendente fue Avenida de José Antonio, en homenaje a José Antonio Primo de Rivera por su victoria en la Guerra Civil.

La historia de la Gran Vía tardó en arrancar. Los primeros bocetos datan de 1862, época en que se reformó parte del centro histórico madrileño, pero el diseño final no llegó hasta 1899 cuando los arquitectos José López Salaberry y Francisco Octavio Palacios presentaron el proyecto. La construcción de la Gran Vía duró varias décadas, las obras comenzaron finalmente en 1910 y terminaron en 1929.

La Gran Vía ha sido una de las obras más trascendentes de España, hubo que demoler más de 300 casas y afectó a casi 50 calles. Gracias a la Gran Vía se consiguió una mejor comunicación entre el centro de Madrid (Calle Alcalá) y el noroeste de la ciudad (Plaza de España).

Qué ver en Gran Vía

Actualmente, en Gran Vía encontraremos básicamente tres tipos de establecimientos: restaurantes, tiendas de moda y cines. A día de hoy, los cines están de capa caída y cada vez hay menos; en su apogeo, Gran Vía recibió el apodo del broadway madrileño.

Gran Vía es uno de los centros neurálgicos de Madrid y en ella podréis encontrar ambiente a cualquier hora del día durante todo el año.

Transporte

Metro: Gran Vía, líneas 1 y 5; Callao, líneas 3 y 5.
Autobús: líneas 1, 2, 46, 74 y 146.

Lugares próximos

Puerta del Sol (416 m) Plaza Mayor de Madrid (558 m) Plaza de España (643 m) Palacio Real de Madrid (670 m) Museo Cerralbo (820 m)