Plaza del Callao

Historia, ambiente y esencia madrileña. La Plaza del Callao es todo un icono y una de las mejores plazas de Madrid donde comer, ir de compras o empezar un bonito día de turismo por la capital. ¡Imprescindible!

Todo un símbolo de Madrid

A finales del siglo XX se edificó una plaza entre la calle Preciados y Gran Vía que pronto se convirtió en uno de los lugares más frecuentados de Madrid: la Plaza del Callao. Uno de sus principales atractivos es que mantiene intactos los edificios que la vieron nacer, como el Palacio de la Prensa (1928), el Edificio Carrión (1933) o los míticos Cines Callao de Madrid (1927). Sin estos edificios no se podría entender la historia de la Plaza del Callao.

Presidida por el mítico cartel de Schweppes, en la Plaza del Callao desembocan calles tan importantes en la historia de Madrid como Preciados, calle del Carmen o Gran Vía. Todo esto, sumado al incesante ambiente que caracteriza a Callao, hacen que esta plaza sea todo un icono de Madrid y uno de sus lugares más representativos.  

Imprescindible

Visitar Madrid y no pasear por la Plaza del Callao es una opción que ningún turista debería contemplar. Se trata de una de las plazas con más historia y ambiente de la capital, tanto de día como de noche. ¡Siempre hay algo que ver en Callao!

Además, su estratégica ubicación al final de la Gran Vía y a muy pocos metros de la Puerta del Sol, hacen que Callao sea una parada indispensable en cualquier itinerario por Madrid. ¡Os encantará!

Transporte

Metro: líneas 3 y 5.